La energía eólica y solar representó más de un 10% de la generación eléctrica en Estados Unidos por primera vez en marzo tras un año récord para el desarrollo de energía limpia.

Los parques eólicos de Texas, Oklahoma y otros lugares representaron un 8% de la generación eléctrica, mientras que las instalaciones solares residenciales y comerciales suministraron alrededor del 2%, según informó la Administración de Información de Energía de Estados Unidos en un comunicado el miércoles.

Durante 2016, el viento y el sol representaron alrededor de un 7% de la generación de energía en Estados Unidos. El récord establecido en marzo se produce después de que los desarrolladores agregaron un récord de 22.2 gigavatios de energía eólica y solar en 2016, según Bloomberg New Energy Finance.

La energía limpia es estacional. El sol florece en verano, cuando los días son más largos. El viento prospera en la primavera en las Grandes Llanuras y en Texas. En California, las brisas suelen aumentar en verano.

La generación de energía eólica y solar probablemente superó el 10% de la generación total de energía de Estados Unidos  en abril de 2017 y se pronostica que caerá por debajo de 10% en el verano boreal, según la EIA.