Un parque fotovoltaico iniciará operaciones el próximo año en Hermosillo, mismo que se construye desde febrero pasado e implicará una inversión privada inicial de 135 millones de dólares.

La obra está a cargo de la empresa Iberdrola Renovables, cuyos directivos sostuvieron una reunión con la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, quien dio la bienvenida a la inversión, cuyo monto es de gran magnitud, y resaltó la importancia de generar energías limpias y detonar ese mercado en el país y la entidad.

El parque tendrá capacidad de producción de 100 megawatts (MW), generará 500 empleos directos durante su construcción y contribuirá a detonar a la industria energética en el estado y a crear una nueva cadena de valor con proveeduría y empleos especializados.

Estará ubicado en un predio de 300 hectáreas, con 400 mil páneles solares y la energía que produzca se venderá a clientes privados bajo el nuevo Mercado Eléctrico Mayorista.

La planta inició su construcción en febrero, a partir de agosto se instalarán los paneles solares para realizar pruebas en diciembre e iniciar su operación en 2018.

Pavlovich Arellano reiteró su decisión de promover e incentivar la inversión en energías renovables, sector decisivo para impulsar el desarrollo sostenido y sustentable del estado.

Por su parte, el secretario de Economía, Jorge Vidal Ahumada, dijo que la llegada de Iberdrola Renovables a Sonora tendrá un impacto muy favorable en la actividad económica estatal, y refuerza la transición hacia el uso de energías limpias, factor clave para la industria y la atracción de inversiones.

Sonora, explicó, es uno de los lugares con más potencial solar en el mundo, con un promedio de radiación diaria de 6 kilowatts horas por metro cuadrado y gran disponibilidad de terrenos para la construcción de proyectos como el que hoy se anuncia, por lo que la Comisión Reguladora de Energía estima que, en 15 años, el estado estará generando el 10% de la energía de México.