La empresa Kenergy externó su intención de invertir en Tabasco alrededor de mil millones de dólares en la construcción de hasta seis proyectos de generación de energía solar fotovoltaica, con capacidad de 200 megavatios cada una para su comercialización.

El CEO de la empresa, Juan Camilo Echeverri, expuso que cada proyecto ocupa una superficie de 600 hectáreas y un costo unitario por cuatro mil millones de pesos.

Luego de firmar un convenio con el Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco (CCET), quien actuaría como proveedores de bienes y servicios para los posibles inversionistas, expuso que un año se lleva la construcción de una instalación y 30 de vida útil.

En rueda de prensa, mencionó que durante la construcción de cada unidad se crearían alrededor de 400 empleos y unos 70 de manera permanente en las tres décadas de su operación.

Se trata, dijo, de energía renovable y más económica, por lo cual ya buscan los terrenos adecuados que estén cerca de infraestructura de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que está entre sus clientes.

De esta manera, agregó, se verá beneficiado el sector industrial en el estado como potencial cliente, además de otros giros de empresas que adquirirán energía más barata.

Aunque Tabasco no es una de las entidades con mayor radiación, indicó que eso se busca compensar con buenos terrenos, tarifas atractivas y paquetes aptos para la inversión.

“Nosotros nos encargamos de traer la inversión; es nuestro trabajo generar la oportunidad de inversión”, apuntó.

Camilo Echeverri indicó que la energía fotovoltaica ha ido bajando sus costos y es actualmente la más barata en México.

Apuntó que la CFE es uno de los compradores de la energía verde para su posterior venta, pero en la medida que haya más proyectos habrá más compradores, sean públicos o privados.

“Son contratos con empresas que sean bancables a largo plazo”, comentó.

De este tipo de inversiones y comercialización de energía solar, abundó, hay en Sonora, Baja California, Sinaloa, Chihuahua, Durango, Coahuila y Aguascalientes, en razón de la alta radiación y la red eléctrica.

Ahora que ya se copó ese mercado, refirió que se buscan otras zonas y estados donde se puede desarrollar de manera favorable, aunque con otras especificaciones para hacerlo rentable.

Añadió que incluso el gobierno estatal puede participar a través de una Asociación Público Privada, como la aportación del terreno que se tomaría como su parte de inversión.

Hasta ahora, expuso, ya se visitan terrenos ejidales, propiedad privada como ranchos que estén cercanos a la infraestructura eléctrica, así como revisar otros temas como la seguridad.

“Que se vea bien el paquete, que no ahuyente a los inversionistas y sea atractivo”, concluyó.

Fuente: Terra