Las energías renovables se van a tener que hacer camino sí o sí en nuestra economía y en la del mundo si queremos mantener una temperatura estable y no aumentar el cambio climático

Las ventajas de las energías renovables son muchas si tenemos en cuenta que con un buen desarrollo tecnológico podemos ir paliando los problemas de eficiencia y rendimiento que nos encontramos hasta ahora.

Tanto la energía eólica como la solar son dos tipos de energía que requieren de espacio. La creación de un parque marino eólico se tiene que analizar para evaluar los distintos impactos que puede provocar sobre el medio marino y, así ver si es rentable y sostenible su construcción. ¿Cuál será el panorama energético eólico en las siguientes décadas?

Energía eólica y parques eólicos

En el año 2002 en Dinamarca se puso en marcha un plan a escala comercial sobre el primer parque eólico marino de todo el mundo. La capacidad de generación de energía instalada en el parque es de unos 160 megavatios (MW). La creación de aerogeneradores con turbinas más grandes preparó el escenario adecuado para que, a finales de 2015, pudiera llegar a generar 13 gigavatios (GW). Mientras la mayoría de las plantas marinas se encuentran en Europa, la innovación está posicionando a esta tecnología como una de las generadoras líder mundial en el futuro.

Gracias a esta innovación, IRENA ha realizado un informe sobre las perspectivas futuras de la energía eólica y estima que la generación de la misma podría incrementarse de 13 GW a 400 GW para el año 2045 si se continúa innovando al ritmo y nivel actual. Este crecimiento tan exponencial no es algo que todas las tecnologías renovables puedan alcanzar.

¿En qué es mejor la energía eólica marina?

Para poder decir que es más eficiente que la terrestre, tenemos que acudir tanto a aspectos del terreno y del espacio como a aspectos tecnológicos. Los acontecimientos que están marcando la energía eólica marina como una alternativa de energía competitiva son: el terreno tiene una mejora en la captación de vientos más fuertes y que ayuden a generar más energía. En cuanto a los aspectos tecnológicos, nos encontramos con el desarrollo de turbinas con rotores más grandes que ayudan a generar aún más energía.

En cuanto a aerogeneradores, ahora mismo lo que hay en el mercado son turbinas eólicas offshore con una capacidad de 6 MW, con diámetros de rotor que llegan a alrededor de 150 metros, pero se espera que la evolución de la cuchilla y la tecnología de transmisión permitan que las turbinas sean más grandes, incluso con potencias superiores. El informe prevé la comercialización de turbinas de 10 MW en la década de 2020 y que en la década de 2030 se puedan ver turbinas de hasta 15 MW.

Fuente: renovablesverdes.com