El Gobierno de la Ciudad de México impulsa proyectos de eficiencia energética que beneficien a los capitalinos, como la instalación de paneles solares en la Central de Abasto (Ceda) y el uso de electricidad procedente de fuentes renovables en dos mil tortillerías.

Al presentar la Oficina de Fomento a la Inversión para la Sustentabilidad Energética, el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, destacó que “vamos por aquellos negocios que tradicionalmente consumen mucha energía”.

“Lavanderías, paleterías, a todos los grandes consumidores de luz y que son negocios del día a día en una ciudad como la de México; ahí les llevaremos energía limpia. Son dos efectos: tendrán energía limpia y tendrán un ahorro sustancial”, manifestó.

Dicha oficina identificará proyectos relevantes para la ciudad, a fin de multiplicar la economía energética y desplegar una estrategia para que el sector privado se anime a invertir en recursos renovables.

“Abonaremos para que la ciudad sea una ciudad sustentable. Ayer presentamos varios proyectos, como bien decía el secretario de Energía, presentamos el proyecto del Bordo Poniente Fase IV, un cambio radical en esto que será una ciudad iluminada a través de la basura”, recordó.

El mandatario capitalino indicó que “este es un compromiso que tiene la Ciudad de México, no solamente con la población, no solamente con la gente, que es de suyo importante, sino con el mundo”.

Mancera Espinosa y el secretario de Energía del gobierno federal, Pedro Joaquín Coldwell, firmaron el convenio para desarrollar estrategias y políticas públicas que fomenten el aprovechamiento sustentable y la generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables y limpias, de acuerdo con la Ley de Transición Energética, así como el impulso a un sector de negocios de energías renovables para la Ciudad de México.

“Esta ciudad tiene un antes y un después a partir de los anuncios que estamos haciendo, debe ser una ciudad que apunte a la sustentabilidad con proyectos claros, definidos”, expuso Mancera Espinosa en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

El mandatario capitalino también firmó el decreto por el que se reforman diversas disposiciones del reglamento interior de la administración pública de la capital de la República para crear la Dirección Ejecutiva de Fomento al Sector Privado, la Inversión y la Sustentabilidad Energética.

Se pretende que confluya el uso de fuentes de financiamiento accesible y se impulse el fortalecimiento institucional y las capacidades técnicas del gobierno de la ciudad para reafirmar el modelo de desarrollo y crecimiento conómico impulsado por la presente administración.

Pedro Joaquín Coldwell destacó los esfuerzos que en materia de sustentabilidad y generación de energía limpia ha emprendido el gobierno local, “van a tener un profundo impacto en la economía de la ciudad, de los ciudadanos y nos ayudarán a combatir de manera decisiva las cargas de contaminación.

“Esto se llama pensar en el futuro, en el de nuestros descendientes y en la preservación y mejoramiento de nuestros recursos naturales, felicito al doctor Miguel Ángel Mancera; tengo la certeza de que esta oficina de sustentabilidad se constituirá en una oportunidad para que los habitantes de la Ciudad de México den forma y participen activamente en el diseño de su entorno energético”, aseveró el funcionario federal.

El experto en Cambio Climático y Premio Nobel de la Paz, Rajendra K. Pachauri, destacó el liderazgo de la Ciudad de México en materia de tecnología sustentable, que podría convertirse en un modelo a seguir en el mundo, con proyectos como la planta de termovalorización que generará energía para el Sistema de Transporte Colectivo, y la creación de la Oficina de Fomento a la Inversión para la Sustentabilidad Energética.

“En las próximas dos semanas trabajaremos para poder presentarle al jefe de Gobierno un mapa básico para tener energías limpias y una sociedad responsable del clima en la Ciudad de México”, informó.

El secretario de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski Woldenberg, señaló que la Oficina de Fomento será un organismo ejecutivo de promoción, coordinación y vinculación con el sector privado para fomentar y apoyar el desarrollo de empresas de energía limpia y para obtener fondos especializados para trabajar en ellas.

“La Ciudad de México adquirió varios compromisos que queremos cumplir a cabalidad y que implican, sobre cualquier otra cosa, el desarrollo de una economía que soporte una gran transición energética, reducir fuertemente el consumo de combustibles fósiles y fomentar el uso de energías de nuevo tipo”, expresó Chertorivski Woldenberg.

Informó que hoy entran en vigor, además de estos instrumentos, un convenio con la Secretaría de Energía, otro con Nacional Financiera, uno más con el Instituto de Capacitación para el trabajo de la ciudad, otro con el Instituto de Energías Renovables de la Universidad Nacional Autónoma de México y otro con la Integradora Nacional de la Cadena Maíz Tortilla.

El presidente de la Comisión de Energías Renovables del Consejo Económico y Social de la Ciudad de México, Humberto Lozano Avilés, destacó que “la iniciativa del gobierno capitalino de establecer la Oficina de Fomento es una aportación institucional desde un gobierno local con un compromiso global: la lucha contra el cambio climático.